fbpx

Te ayudamos a elegir tu rodillo para bicicleta

El complemento ciclista de moda de 2020 fue el rodillo. En marzo y  abril se dispararon las ventas hasta agotarse. Para muchos fue un descubrimiento, sobre todo en las versiones más avanzadas y combinadas con app de entrenamiento. El rodillo ya se ha asentado como una solución para matar el gusanillo de la bicicleta en días de lluvia, cuando te faltan horas de sol o cuando hay alguna restricción.

La ‘máquina de tortura’, como muchos ciclistas la llaman, puede ser una gran solución para entrenar si vives en una gran ciudad o si tienes el tiempo limitado entre semana. Con una hora y poco puedes hacer una sesión suficiente para mantenerte en forma, incluso mejorar alguno de los aspectos que son más complicados de entrenar en carretera, como los sprints.

Más adelante te vamos a explicar qué tipos de rodillos hay y cual te puede venir mejor para entrenar. Pero aquí tienes este artículo con ofertas de rodillos para bicicleta  para que vayas echando un vistazo al que más te gusta y los precios en los que se suelen mover. Y si necesitas los consejos para instalar el rodillo en tu casa, te dejamos el repor que hicimos con nuestro plan de entrenamiento sobre rodillo.

TIPOS DE RODILLO 

Lo que marca el funcionamiento del rodillo es su transmisión. Es decir, el sistema que utiliza para que la fuerza que haces sobre los pedales se encuentre alguna resistencia. Hay varios tipos, desde los más sencillos y típicos a la versión de último modelo que incluso prescinden de la rueda trasera.

– Rodillo de tres rulos. Son los rodillos que se llevan utilizando desde los años 70. Los habituales en los calentamientos para el ciclocross. El sistema es sencillo, un rulo para la rueda delantera y dos para trasera. Y equilibrio para moverse en él. Ideal para ganar técnica a la vez que entrenas, pero si no eres muy experimentado te costará empezar. Eso sí, a los pocos días la mejora será exponencial. En los últimos años también hay versiones electrónicas y con medición de datos.

 

– Rodillos magnéticos/hidráulicos. En este tipo de rodillo la transmisión de la fuerza se hace en la rueda trasera de la bicicleta, que, según el sistema, por imanes o por aspas, frenan la rueda según la intensidad que has elegido. La gran ventaja de este tipo de rodillo es que no hace falta estar en equilibrio y te puedes centrar en entrenar y olvidarte del resto. Los hay en versión mecánica (la resistencia se aumenta o disminuye con una palanca) o electrónicos, con pantallas de datos y posibilidad de conectar a plataformas de entrenamiento online. Ideales para el cicloturista medio que cicloturista medio que quiere aprovechar unas horas después de trabajar.

– Rodillo de transmisión directa. Es la penúltima generación y sobre todo están pensados para los entrenamientos más exigentes en la medición de datos. Hay que quitar la rueda trasera y colocar la bicicleta sobre el rodillo. La gran ventaja es que no hay desgaste de cubierta, no sufre la rueda trasera y es de los más estables para sprints y momentos de potencia extrema. La desventaja, el precio, porque es de los más elevados. Son compatibles con todas las plataformas de entrenamiento como Zwift, Bkool o Rouvy.

 

– Tapiz rodante. Es la última novedad de los rodillos. La bicicleta se sitúa en una tapiz rodante (como si fuese una cinta de correr) y sobre él se pedalea. Es el más real de todos (y también el más caro)

 

RODILLOS MECÁNICOS VS INTELIGENTES

Ahora mismo la mayoría de los rodillos que se venden en el mercado son inteligentes o electrónicos, es decir, se pueden controlar con una pantalla incorporada en el rodillo o conectados a un teléfono móvil, pc o tablet. Pero todavía sigue existiendo los rodillos mecánicos, los más habituales son los de rulos, que incluso no tienen ningún tipo de resistencia y son ideales para calentamientos. También los hay del modelo de resistencia hidráulica o por imanes (en los que se apoya la rueda trasera). Son de los más económicos y la resistencia se controla con una maneta.

La gran revolución del rodillo vino con la conectividad. Los primeros rodillos inteligentes utilizaban la tecnología ANT+ para simular la dureza de un puerto de montaña en la resistencia del rodillo, a la vez que lo veias en la pantalla de tu ordenador.

El crecimiento de este modelo ha sido constante y se ha disparado en los últimos años. De la conectividad rodillo/pc se pasó a la comunidad virtual, en la que puedes ‘competir’ con otros ciclistas que están en su casa en cualquier parte del mundo. Las plataformas como Bkool o Zwift han contribuido a ello. El objetivo es hacer el entrenamiento de rodillo lo más real posible al ciclismo de carretera y evitar el aburrimiento de estar encerrado entre cuatro paredes.

Ahora mismo un domingo de lluvia y mal tiempo suele congregar a miles de ciclistas pedaleando sobre sus rodillos inteligentes y compartiendo experiencias, charlas e incluso ‘piques’ por cualquiera de las comunidades virtuales. Para 2021 incluso hay programado un Mundial UCI a través de Zwift.

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Abrir chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?