fbpx

Javier Romo: «No me da miedo rodar en pelotón, pero tengo que aprender»

En enero de 2020 en la cabeza de Javier Romo (Villafranca de los Caballeros – 1999) solo había hueco para el triatlón. Pero llegó el confinamiento, la desescalada y la falta de competiciones para triatletas. Y un día entrenando en bici le dijo Óscar Sevilla que porqué no se apuntaba a alguna carrera. Fichó por Cafés Baqué y en agosto ya era campeón de España sub-23. Cuatro meses después ya tiene ficha profesional con el Astana en World Tour y lleva una quince días entrenando en Benidorm con el equipo.

– Menuda carrera fulgurante en amateur. Debut y campeón de España sub 23. Preséntate para los aficionados que no te conozcan.
– Pues tengo 21 años y nací en un pueblo de Toledo, Villafranca de los Caballeros. Hasta el año 2020 era triatleta. Pero después del confinamiento no encontraba triatlones para competir. -Un día entrenando con varios ciclistas me dijeron que por qué no probaba a hacer ciclismo, que andaba bien. Me lo dijo Óscar Sevilla. Probé con el Cafés Baqué y en la primera carrera acabé en el Top Ten. Después llegó el Campeonato de España… y todo fue muy deprisa.

– ¿Cuándo eras triatleta ya movías esos vatios? ¿O fue después de centrarte en el ciclismo?
– Pues no tenía malos números. Pero no sabía que con esos me podía valer para ganar carreras en amateur y fichar por un equipo profesional. Ahora mismo estoy en un sueño.

«Después de la cuarentena Óscar Sevilla me dijo que probase solo con la bici»

– Uno de los grandes cambios del triatlón al ciclismo profesional es que te tienes que meter en un pelotón con todo lo que eso supone. ¿Te da miedo? ¿Cómo te lo imaginas?
– Miedo no. De todo se aprende. Hay varios que han pasado por el mismo proceso que tengo que pasar yo. Iré aprendiendo con el tiempo y fijándome en como lo hacen otros. Además en el equipo tengo compañeros que me pueden enseñar.

– No hubo Campus en diciembre de 2020, como suele ser habitual en Astana. Así que estas en tu primera experiencia con el equipo. Después de más de una semana entrenando con ellos ¿Qué es lo que más te ha sorprendido del equipo?
– Sobre todo que todos son muy profesionales. Desde los ciclistas a todos los que están alrededor. Hay un experto para cada una de las materias del ciclismo que nos aconseja. Está todo pensado para que el ciclista se sienta cómodo y pueda progresar.

– En las rutas de entrenamiento… ¿Se lleva mucha velocidad?
– Nos han dividido en tres grupos por eso del Covid. Y si, se va rápido, pero al final todo depende de los vatios. Entreno muchas veces solo y voy algo más lento, pero acaban saliendo los mismos vatios.

«Lo bueno del ciclismo. Que tengo las tardes libres. Con el triatlón no»

– ¿Te han cambiado muchos aspectos del entrenamiento?
– En lo básico de la bici no tanto. Es cierto que aquí hacemos muchos más kilómetros y más horas. Yo cuando entrenaba triatlón también metía horas de bici, pero luego había que hacer natación y carrera. Aquí a veces llegas a las cinco de la tarde de entrenar, pero ya está. En eso si que me siento más liberado que cuando hacía triatlón. Tengo las tardes más libres.

– ¿Y de nutrición?
– Ahí si. Tenemos un nutricionista que nos dice lo que tenemos que comer entrenando, en carrera, al acabar los entrenamientos, antes de entrenar… La verdad es que es algo que antes no tenía demasiado en cuenta y me están haciendo ver que es fundamental.

– Astana es un equipo tan grande en el que se hablan varios idiomas. ¿Cómo haces para entenderte?
– Mi gran referencia es Iván Velasco. Le conocía antes de fichar por Astaná y es el que más me está ayudando en todo. Luego en el equipo tengo siete ciclistas españoles que me van aconsejando. También hay auxiliares y mecánicos españoles. Es lo hace todo más fácil.

«Me gusta subir, pero todavía no se en qué puedo destacar»

– ¿Qué tipo de corredor eres o te gustaría ser?
– Pues a mi me gustan las montañas y subir puertos. Soy alto y por venir del triatlon ando bien en contrarreloj y en el llano. La verdad es que todavía no lo se porque no he corrido. El tiempo dirá que tipo de corredor puedo ser.

– Por condiciones físionómicas… Te asimilas a Luis León Sánchez.
– Ojalá pudiese andar y ganar la mitad que él. Es un gran referente, pero todavía no se como voy a desarrollarme.

– ¿Tienes ya fecha de debut?
– Si en principio va a ser en La Vuelta a Valencia, en febrero.

¿Nervioso?
– Siempre que te pones un dorsal, claro. Pero sin miedo. Estoy aquí para aprender y trabajar para el equipo. Tengo tiempo para ir formándome.

«He apostado por la bici y no me planteo volver al triatlón»

– Estos días entrenando por Benidorm te has cruzado con muchos de los que serán tus rivales en carretera a partir de ahora. Alaphilippe, Gilbert, Bardet, Van Avermaet, Landa…
– Es un sueño poder compartir pelotón con ellos. Si hasta hace nada los veía solo en la tele. Pero bueno… rivales tampoco son. Será complicado estar a ese nivel.

– Si alguno de estos se escapa y, por poner un ejemplo, te dicen por el pinganillo. «Javier a tirar que hay que echar a abajo la fuga. Que hoy tienen opciones de ganar Aramburu»…
– Bueno claro. En ese caso estaría peleando contra ellos y trabajando para mis compañeros.

 – Has dejado el triatlón cuando tenías un muy buen nivel. ¿Te planteas volver alguna vez?
– No. He apostado por la bicicleta y voy a seguir con ello. Cuando se hacen las cosas es porque estás seguro y tienes que ir hasta el final. Ahora mismo solo pienso en el ciclismo. Desde que me centré en la bici no he vuelto a entrenar en la piscina.

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Abrir chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?