fbpx

Cómo usar correctamente una llave dinamométrica para la bici

Pregunta de ciclista a ciclista. ¿Tú hasta que fuerza aprietas los tornillos de la bici? Si la respuesta es hasta que ya no puedo hacer más presión necesitas leerte este artículo sobre como usar una llave dinamométrica para la bicicleta.

Da igual que sea una bici de carretera, de mtb o cualquier tipo de bicicleta. Todas llevan tornillos para asegurar el sillín, el manillar, la potencia, la tija, los pedales o las manetas de freno. Todos elementos de la bici en los que se apoya el ciclista y que es imprescindible que estén bien apretados para evitar caídas.

Ahora viene la duda. Ya vale, pero ¿cuánto tengo que apretar esos tornillos? Pues hasta que las bicicletas eran de acero podías ir al rango más fuerte. Pero con la llegada del aluminio y sobre todo del carbono apretar de más los tornillos puede provocar fracturas en el cuadro, el manillar o cualquier lugar sobre el que se ejerce la presión. Si los aprietas de menos no hace falta que te expliquemos lo que sucede.

Todos los tornillos de la bici tiene una numeración en Nm (Newtons/metro), que supone la fuerza con la que el fabricante recomienda apretarlos para que no se fracture el carbono sobre el que se apoya. Con las llaves allen habituales no sabemos si llegamos a los Nm recomendados, pero sí con las llaves dinamométricas, y esa es su gran utilidad. Con una dinamométrica estaremos seguros de que no hemos dejado el tornillo demasiado flojo, pero también de que no lo hemos apretado de más.

TIPOS DE DINAMOMÉTRICAS

Solo tienes que echar un vistazo a internet para encontrar una lista con el análisis de las mejores llaves dinamométricas del mercado ciclista (también las puedes utilizar para cualquier otro apriete no relacionado con el ciclismo)

Hay un tipo de llave dinamométrica que ya lleva un par de apriete (fuerza máxima) fijado. Suele ser el máximo recomendado para la bicicleta, así que solo te tienes que preocupar que ir apretando hasta que salta un click. Ese es el momento en el que debes de parar.

Las llaves dinamométricas de carraca son más sofisticadas. Tienen marcadores analógicos o digitales en los que puedes poner la presión máxima que necesitas (siempre siguiendo la referencia que marcan los tornillos de la bicicleta) y al llegar a esa presión se detiene y dejar de hacer fuerza. También recambios de distintas medidas para los diferentes tornillos.

Y por último hay un modelo de llave dinamométrica que te indica la presión a la que estás llegando en cada momento con una aguja (igual que si fuese una bomba de pie). Solo tienes que saber la fuerza máxima y detenerte al alcanzarla.

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Abrir chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?