fbpx

Cerveló, la dulce tortura del Team Ciclored en La Vuelta 2014

Cerveló, Cerveló y Cerveló. Cada vez que alguno del Team Ciclored cierra los ojos en la Vuelta  2014 sueña con las bicicletas que nos ha alquilado Carlos Sastre y que día tras día tenemos que ceder a nuestro grupo de australianos. Tan cerca… y sin poder probarlas en ruta. Una tortura digna de la mente maléfica del peor de los príncipes medievales.

Primero la sacas del furgón y compruebas lo poco que pesa. Después la ajustas e inevitablemente pones tus medidas. Saboreas el placer del cambio electrónico. Te subes, pedaleas y entran unas ganas locas de atacar… después miras alrededor, cuentas… y te das cuenta de que todos los australianos han decidido pedalear hoy y no queda ninguna Cerveló para tí y tienes que conformarte con tu bici de siempre.

Entre sueños ciclistas transcurrieron los tres últimos días del stage australiano-andaluz de Ciclored.com en La Vuelta 2014. Si en la primera jornada el calor transformó la ruta en un infierno en el resto de los días no dejó ni un segundo de respiro. Ascendimos el Boyar a 36 grados. Comimos en Grazalema y sufrimos el último repecho de la etapa de Ronda rodeados de un viento denso y caliente que podías casi atraparlo con la mano y guardártelo en el bolsillo.

[imageeffect image=»5861″ target=»_self» link=»https://ciclored.com/historias-de-la-vuelta-2014/»]

Y al entrar en la línea de meta, el paraíso. Pase para zona VIP. Barra libre de bebida fría y comida. Camiones-terraza con aire acondicionado y butacas para ver la Vuelta por la tele. Una visión privilegiada de la línea de meta y acceso al podio para poder fotografiarte con las azafatas. ¿Se puede pedir algo más después de cuatro horas de calor sobre la bicicleta?

Ronda fue el primer contacto con la montaña. Traslado hacia Granada previo paso por el mítico Campillos, el pueblo de Antonio y Juan, los primeros cicloredianos. Al día siguiente tocaba la etapa reina. Versión mini de la Sierra Nevada Límited. Doble ascensión a Blancares y a los millones de repechos que hay entre La Peza y Lopera. En Graena, además, aprovechamos para nuestro particular Riding in the Sky. ¿Que qué es eso? Pues pedalear por los tejados de las casas-cueva del pueblo granaino y sortear chimeneas como si fuesen señales de tráfico.

Más de 70 kilómetros y 1.600 metros de desnivel después el cansancio empieza a hacer mella y el paso por Granada plantea una gran duda. ¿Quién va a la ducha del hotel y quién se atreve a subir Cumbres Verdes con 40 grados a las 2 de la tarde? Como locos por este deporte no estamos tantos el resultado fue dos. Es decir, uno de los australianos y el colgao que les escribe. Eso sí, no nos faltó tiempo para formar una grupetta internacional a la entrada de La Zubia con un japonés y un coreano que andaban por allí.

[imageeffect image=»5970″ target=»_self»]

Lo peor de Cumbres Verdes no era el calor (llegamos a 46 grados), ni la ausencia total de viento, sino la interminable carretera recta de 4 kilómetros que casi permite ver la meta desde abajo. Trabajo psicológico y para arriba. Y de repente una voz más que conocida alentándonos desde un coche. Juan Mari Guajardo, el speaker oficial del ciclismo, que subía en el coche de Dani Clavero hacia la línea de meta. Oirle cantar tu nombre es casi sentirte como un profesional.

Esta la cima nos esperaban Javi y Dani con bebida fresca y comida y la sorpresa Ciclored local. Tania y Antonio con su cámara de fotos dispuestos a inmortalizar el momento que horas después protagonizaría Alejandro Valverde en la línea de meta.

Una cena en el Palacio de Patos de Granada, una charla con los auxiliares de Giant-Shimano y Belkin, que compartían hotel con nosotros y una visita a nocturna a la ciudad fueron el prólogo de la última etapa del stage. La novedad era Henar Calleja, que se vino con nosotros. Eramos los protagonistas del Video-Blog Skoda con la Vuelta y para ese día habíamos elegido una etapa de velocidad libre. 

[imageeffect image=»5925″ link=»https://ciclored.com/calendario-cicloturista/» target=»_self»]

Más de 40 kilómetros desde Alcalá la Real hasta Íllora en sentido contrario a la etapa de La Vuelta. Millones de repechos repartidos por los campos de olivos de Jaén y Granada. Territorio comanche antes de subir la Parapanda y bajar hasta Íllora, donde horas después Froome tendría que meterse el calentón del día después de caerse cuesta arriba.

Era el último día y esta vez tocó volar. También dio tiempo a que me explicasen el concepto de kilómetro español, de esos que a veces tienen una longitud variable entre dos y tres mil metros. Creo que tuve algo de culpa en eso….

Desde allí a la salida en Alhendín para disfrutar de nuestros privilegios de vehiculos acreditados. Acceso libre a la zona de salida y la posibilidad de aparcar entre los autobuses del Tinkoff de Contador y el Movistar de Valverde. Mejor imposible, ¿no? También la de departir tranquilamente con David Arroyo y Luis León Sánchez en la misma línea de salida segundos antes de que se de el banderazo de inicio. Ciclismo de lujo. La Vuelta por dentro.

[imageeffect image=»5973″ target=»_self»]

ESTOS SON LOS PRECIOS DE LAS CERVELOS >

PARA COMPRARLAS SÓLO ESCRÍBENOS A CICLOREDVIAJES@GMAIL.COM

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

Abrir chat

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account