fbpx

Campus Ciclored Joseba Beloki 2019. Sol, verano, amigos… Ciclismo

Sol y verano para la IV edición del Campus Ciclored Joseba Beloki ‘. Hay algo que de más alegría que levantarse por la mañana con un sol radiante en marzo, desayunar a tope, ponerse la ropa ciclista de verano, salir a pedalear por las montañas de la Costa Blanca y acabar a pie de playa. Pues sí, hacer todo eso con los más de 70 amigos ciclistas que logramos reunir para esta edición del Campus.

En 2019 estrenábamos nueva ubicación para el Campus Ciclored Joseba Beloki. El Hotel Bahía de Calpe con su impresionante terraza/bar con piscina y vistas a la playa y el Peñon de Ifach. Un lugar idílico para recuperar de los ‘calentones’ que teníamos preparados para las etapas. Nuevos puertos y nuevas trampas, que al Grupo 1 le llevaron a hacer en las tres etapas 305 kilómetros y 5.500 metros de desnivel y al Grupo 2 255 kilómetros y 4000 metros acumulados. Cifras importantes para tres días de entrenamiento que cada ciclista sumó como quiso, eligiendo la ruta más adecuada para cada día.

Porque si algo nos gusta en el Campus es la diversidad y para esta edición la había en todos los conceptos de ciclismo. Empezando por la geográfica, con ciclistas desde Ceuta a Lugo pasando por el País Vasco, Cataluña, Madrid, Andalucía, Navarra, Ibiza, Aragón, Castilla León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía… y Alemania, con nuestro amigo Pablo Herrero. Siguiendo por la diversidad de edad, con una horquilla entre 23 y 70 años, de nivel, de pulsaciones medias, de vatios y de filosofía encima de la bicicleta. Eso da igual. Lo importante era pedalear y disfrutar de nuestro deporte.

Por la tarde era el turno de aprender con gente como Fernando Escartín, que nos acompañó el viernes para hablar de ciclismo, de La Vuelta, de los piques en carrera…, con Victor del Estal, de Nuubo, que nos presentó su sistema de monitorización cardíaco para prevenir problemas de corazón, con José Luis Fernández, que nos enseñó como conocer las medidas de nuestra bici con Calibix, con Roger Pérez, de Etixx España y su charla para resolver dudas sobre nutrición. Y el sábado como Gerardo Lozano de Podotec y sus plantillas para ciclistas, además de Dani Azagra y Ziortza Villa con su consultorio sobre dudas de entrenamiento y recuperación muscular. Y todo ello con la dirección de Joseba Beloki, que volvió a pedalear y compartir bromas con todos, con los chalecos de ULB Sports, los calcetines de Spiuk, las facilidades del Hotel Bahia de Calpe y su directora Bianca, el apoyo mecánico de Ciclos Gorliz y Elite Bikes. Una ecuación que provocó un resultado del Campus Ciclored Joseba Beloki 2019 casi perfecto.

Viernes 15 de marzo. Vall de Ebo…y las primeras trampas

Antes de pedalear había que presentarlo todo. El jueves 14 estaba destinado a la logística. Llegar al Hotel Bahía de Calpe, guardar la bicicleta en el parking cerrado habilitado para ello, reencontrarse con los amigos de Campus anteriores, salir a dar una vuelta en bici para reconocer el terreno, disfrutar de los primeros ‘isotónicos’ en la terraza del Hotel. Al primer breafing, a recoger la bolsa de Turismo Costa Blanca con el chaleco ULB, los calcetines Spiuk y el bidón Etixx. Y sobre todo a cargar los depósitos en la cena porque para el viernes nos esperaba la primera etapa.

La etapa del Grupo 1 en Strava
La etapa del Grupo 2 en Strava 

Desayuno, visita de Fernando Escartín, que se vino el viernes con nosotros a pedalear, y  las nueve con sol y casi 20 grados ya rumbo a la Vall de Ebo. Y el primer descubrimiento para los ciclistas que nunca habían estado por la zona, aquí hay poco llano. Más que nada porque había que subir a Benissa, los repechos de Alcalalí, de Sagra, de Orba… y para cuando estabas a pie de Vall de Ebo el Garmin decía que habías subido 700 metros de desnivel en 45 kilómetros de terreno ‘llano’. Rampa del 12% para empezar y vía libre para disfrutar. Cada uno a su ritmo. Unos a velocidad de test otros para ver el paisaje, alguno para ayudar al compañero. Era solo la primera dificultad y quedaba tela por cortar.  Avituallamiento, vistas espectaculares y descenso. Aquí se separaban los caminos de los dos grupos.

 

El Grupo 2, con Ziortza Villa, Dani Azagra y Joseba Beloki como guías hacia el Camino de Petracos, recién asfaltado. Una trampa con un rampa inicial del 20% y con el premio de unos paisajes espectaculares y casi sin tráfico. Tiempo para gozar del sol sin prisas. Desde allí solo quedaban 30 kilómetros hasta el Hotel Bahía de Calpe y la mayoría en ‘descenso’. Para el Grupo 1 los deberes venían por los repechos interminables de la Cueva del Rull, de esos que hacen estirar el cuello hasta límites imposibles. Y la pared final del Muro de Tollos con su 20%, un final con olor a clásicas de las Ardenas. Eso sí, el trabajo no acababa ahí. Para el retorno viento de cara para seguir sumando vatios. Al final del día 120 km y 2000 metros de desnivel para el Grupo 1 y 93 km y 1.500 metros de desnivel el 2. La comida estaba más que ganada.

Sábado 16 de marzo. Rates, Bizkarra y Val Laguar

El sábado tocaba visitar al puerto ‘fetiche’ de la zona. El lugar donde casi todos los ciclistas del pelotón profesional miden sus vatios de cara a la temporada. Donde saben si van por el buen camino o les falta un punto más en su preparación. El Coll de Rates. Poco más de seis kilómetros con rampas entre el 5/6% que nos sirvieron para jugar durante un rato a ciclistas. Calentar las piernas que ya de por sí venían ‘duras’ de la etapa del día anterior. Pero claro, con sol y el cielo despejado todo es más fácil y placentero.

La etapa del Grupo 1 en Strava
La etapa del Grupo 2 en Strava 

Pero Rates solo era el aperitivo para los dos grupos. Lo bueno del puerto es que da opción a seguir subiendo y bajando por la Sa Creueta, una de esas carreteras con toboganes y sin tráfico en las que acumulas desnivel y tienes dudas de si quitar plato o no. Juegas con los piñones hasta que llegan arriba, bajas a plato pequeño, luego lo vuelves a subir en las bajaditas. Un lugar para disfrutar y entrenar. No en vano por allí venía el Euskadi Murias Mikel Bizkarra cuando nos cruzamos con él. No sería la última vez.

Nuestro camino seguía por el descenso técnico hasta Castell de Castells y el giro hacia la derecha, el Grupo 2 buscando Benichembla y Parcent y el Grupo 1 rumbo a la trampa de Val Laguar, que ya algunos conocían de 2018. Un puerto de esos estrechos, sin coches, con asfalto nuevo en algunas zonas y cemento en otras. Rampas del 14% mezcladas con falsos llanos y bajaditas. Una subida en la que si tienes buenas sensaciones puedes disfrutar de lo lindo, pero que si entras con el pie cambiado se te hace eterna. Y en la cima otra vez Mikel Bizkarra. Esta vez con tiempo para charlar un rato con nosotros y hacerse una foto. Así da gusto.

Y casi lo mejor del puerto son las vistas de toda la costa. Desde Jávea y Denia hasta Oliva. Con un mirador excepcional y un día claro de luz. De esos en los que el mar y el cielo se mezclan en el horizonte. A nosotros todavía nos quedaban un puñado de repechos para llegar a la playa del Hotel Bahía de Calpe. Primero el de Orba, luego el de Alcalalí y por último el de Benissa. Eso si, con tiempo para sacar 10 minutos y visitar el Bar de Velosol, un santuario de recuerdos ciclistas.

El Garmin del Grupo 1 decía que en los 102 kilómetros habíamos subido 1950 metros de desnivel y que en el Grupo 2 los 87 kilómetros acumulaban 1450 metros. Pues comida, la París Niza en el sofá, charlas y cena para recuperar.

Domingo 17 de marzo. Cumbres del Sol y Bernia

El domingo queríamos que oliese a Vuelta a España. No en vano el viernes Fernando Escartín nos había explicado los pormenores de cómo se deciden las recorridos de las etapas, los problemas logísticos que suele haber y lo que busca la organización para dar espectáculo. Una de las cimas que ha cogido nombre en los últimos años y con solo dos finales allí ha sido Las Cumbres del Sol, con vencedores tan ilustres como Tom Dumoulin y Chris Froome. Y es típico final vuelta. Duro, corto y con rampas dos dígitos. Un reto que teníamos a solo 15 kilómetros del Hotel Bahía de Calpe y que se convirtió en el leitmotiv del último día.

La etapa del Grupo 1 en Strava
La etapa del Grupo 2 en Strava 

La noticia ya no era la temperatura y el sol, porque durante todos los días estábamos en verano. Pero el domingo ya se dispararon y el fresco matutino, salimos a las 08.30. Se disipó en la primera rampa de las Cumbres del Sol, la del Mercadona. Eran los deberes iniciales del Grupo 1, más masivo que nunca, ya que el 2 se ‘saltaba’ las Cumbres para ir directamente a la Sierra de Bernia.

Del 15% en adelante. Vista al frente y dudas si conviene levantarse de la bici o no. Sobre todo cuando llega el 22% sobre un paso de cebra. ¿Patinará la rueda trasera? Mejor no probarlo. Culo al sillín y a apretar para que el Garmin no se pare. La ascensión a Cumbres del Sol de Benitachell no deja indiferente a nadie. Es imposible ahorrar vatios porque los necesitas todos solo para subir. Al menos entre rampa y rampa los mínimos descansillos sirven para coger aire y empezar a ver uno de los paisajes más bellos de la zona. Para que sea completo hay que afrontar la recta final al 20%. Casi todos en solitario y alguno con sprint incluido arriba. Después de dos días de bici ya había ‘piques’ sanos. Esas cosas que te hacen sentir bien sobre la bici. Y desde arriba las calas, la playa, el peñón de Ifach y unas fotos (Marga y Rober en versión pro) para poner de salvapantallas del móvil y del portátil.

Descenso y rumbo a Teulada y Benimarco para afrontar Bernia. Un puerto totalmente diferente. Casi 15 kilómetros pero con un inicio suave, en ligera ascensión, de ir cogiendo ritmo hasta la ‘trampa’ final, con tres kilómetros de ‘rampones’ para dar al cuerpo el último calentón. Lo mejor es que en la cima nos unimos el Grupo 1 y 2 el avituallamiento en Jalón es una ‘pequeña fiesta’ fin de Campus. Quedan 25 kilómetros por rodar, una ducha, un último vistazo a la playa y una comida final. Pero estábamos tan a gusto encima de la bicicleta que no queríamos que terminase. Que si hubiéramos podido habríamos retrasado el calendario y retornado al jueves para vivir lo mismo una y otra vez. El consuelo, que ya queda mucho menos para el Campus de 2020.

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

Abrir chat

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account