fbpx

Vacaciones ciclistas en Calpe… Donde entrenan los profesionales

Durante la última década, Calpe se ha llenado en otoño e invierno de ciclistas del centro y norte de Europa. Llegan llamados por el sol, la playa y los puertos de montaña alicantinos para hacer sus vacaciones ciclistas, pero también por el reclamo de los equipos profesionales, que han elegido Calpe como destino perfecto para hacer sus Campus de Entrenamiento y preparar la temporada.

Nosotros también somos habituales de Calpe y sus alrededores. Allí hemos organizado las cinco ediciones del Campus Ciclored Joseba Beloki y volveremos en marzo de 2021 (a principios de enero sabremos en qué fecha exacta nos deja la pandemia). Pero claro, para poner en marcha un Campus con más de 70 ciclistas de diversos niveles hay que ir varias veces antes a pedalear y ver sobre el terreno las rutas.  Por eso la vacaciones ciclistas del Team Ciclored en diciembre, enero y febrero han sido durante años coger el coche, reservar un hotel en primera línea de playa (como el Bahía de Calpe), montar una grupetta de colegas y pedalear durante cuatro o cinco días para reconocer y revisar las etapas del Campus Ciclored Joseba Beloki.

Y ¿qué es lo que sucedía? Pues que era inevitable cruzarse con los equipos profesionales que estaban allí entrenando. Había días que simplemente con salir del hotel y cruzar por las calles de Calpe en dirección a Moraira podías pedalear junto Alaphilippe, Valverde, Superman López, Nairo Quintana, Bardet, Pinot, Enric Mas, Greg Van Avermaet o Remco Evenepoel.

La nómina de favoritos para ganar Giro, Vuelta y Tour o las clásicas de primavera entrenando  juntos por las mismas carreteras y compartiendo pedaladas con los aficionados. Algo que solo ocurre en un deporte como el ciclismo y en Calpe durante los meses de invierno. Impensable intercambiar pases con Ramos, Koke, Lewandoski, Ronaldo, Kross y Griezmann en una pretemporada en EEUU, si lo trasladáramos al fútbol.

Pues todos esos nombres de ciclistas ilustres, para los aficionados al ciclismo de Bélgica, Francia, Inglaterra, Alemania o Dinamarca son auténticas estrellas y les sirven para programar sus vacaciones ciclistas de invierno, arrastrar a sus familias y buscar hoteles para ir con niños en Calpe. Para los más pequeños el sol y la playa que no tienen en invierno en sus países de origen. Para los padres, la posibilidad de entrenar al sol y pedalear junto a sus ídolos.

El resultado de todo esto lo hemos visto los últimos inviernos. Los hoteles de Calpe casi al completo y la mayoría de ciclistas. Muchos de ellos belgas, porque hay una gran colonia instalada allí, pero cada vez más españoles que aprovechan los puentes y los días libres para huir del frío de otras partes de la península y empezar a preparar la temporada con 20 grados.

No solo las únicas razones por las que tanto los equipos profesionales como los aficionados eligen Calpe para sus vacaciones ciclistas de invierno. Para los que viven fuera de España hay dos aeropuertos, Valencia y Alicante, que (salvo en tiempos de pandemia) tienen una gran cantidad de vuelos con capitales internacionales y están a poco más de una hora de Calpe. Para los peninsulares, sobre todo de la zona centro, es el lugar más cercano al que escaparse en coche y que asegura buen tiempo en invierno.

Otra de las razones es la planta hotelera de calidad que tiene Calpe y los buenos precios que se pueden conseguir en invierno, cuando no es temporada alta. Disfrutar del servicio, las comidas y las instalaciones de un hotel de cinco estrellas al precio de uno de tres. Que no es pleno verano, pues realmente eso al ciclista no le importa, porque cuando hace calor busca Alpes, Dolomitas…

Y la tercera, claro, es la mezcla entre la variada orografía, el clima benigno y el poco tráfico de la zona montañosa. Calpe permite hacer etapas de 100 kilómetros y 2.000 metros de desnivel en invierno sin pasar demasiado frío. Puedes subir puertos largos y tendidos (Tudons y Confrides), cortos e ideales para test (Rates y Vall d’Ebo), paredes con mucho desnivel (Bernia y Benimantell) y también optar por rodar cerca de la playa y sumar repechos cortos. Y todo sin pasar de 1.000 metros de altitud, lo que hace que la temperatura no baje demasiado con respecto a la de la playa.

En este final de 2020 todo está parado, aunque a poco que se liberen las restricciones Calpe volverá a ser el destino ciclista por excelencia este invierno. Evenepoel ya está allí entrenando… y los equipos World Tour están programando sus campus para enero de 2021.

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Abrir chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?