La Purito 2019… momentos de felicidad

La Purito son un puñado de momentos de felicidad, pero para alcanzarlos hay que sufrir. Así saben mejor, claro. El cicloturista medio está ávido de sensaciones fuertes. De encontrar su límite. Y en La Purito, por muy tranquilo que quieras ir, lo puedes encontrar, no una, sino varias veces. El recorrido que diseñó el gran Purito hace cinco ediciones, es, sin lugar a dudas, lo más duro que te puedes encontrar. Un reto en sí mismo. Olvidándote de tiempos y velocidades medias.

RESERVA PARA LA PURITO 2020 (CICLORED@CICLORED.COM >

Quizás por eso no hemos fallado ni una de las cinco ediciones de La Purito. Para esta ocasión estábamos algunos repetidores más Jose, Mariano y Jesús, a los que, como novatos, les tocó reconocer que hay pocos trazados más exigentes que el de la Purito Andorra. Y da igual echar números de kilómetros y metros de desnivel acumulado. El problema de La Purito es que para sacar una media de 20 km/h (de tiempo subido en la bici, sin contar paradas de avituallamientos) hay que remar mucho.

Para esta Purito 2019 hicimos, además, versión pre y post. Es decir unos cuantos puertos los días de antes y otros cuantos de después. Las cifras dicen que en 5 días de bicis sumamos casi 10.000 metros de desnivel en solo 370 kilómetros y solo repitiendo La Comella. En pocos lugares de la Europa ciclista se puede acumular tanto en tan poco radio de acción.

Tiempos La Purito 2019 >

PRE PURITO

El caso era ir dando movimiento a las piernas. El viernes nada más llegar y aprovechando las horas de luz que quedaban subida a La Peguera, que es la carretera por la que se desciende La Rabassa. Sin llegar a 30 kilómetros casi 900 metros de desnivel acumulado. El sábado, Pre Purito, tampoco había que quemar mucho el motor. Primero La Comella, que con sus cinco kilómetros al 9,5% es lo más ‘suave’ de Andorra. Después Engolasters, que de sus seis kilómetros la mitad son por encima del 10% de media (algo habitual en Andorra). Y para enlazar el único tramo plano de todo el pais, el que va desde el Lago de Engolasters a mitad de la subida de Cortals. El mismo que harán en La Vuelta 2019. La peculiaridad, que es en tierra, con una vistas espectaculares, con cascadas de agua y con un túnel en la parte final. Diferente. Como casi todo en Andorra.

Al llegar al hotel otros 40 kilómetros y casi 1.000 metros de desnivel. Siesta y al briefing, otra de las particularidades de La Purito Andorra. Entre Javi Sancho y Purito Rodríguez se encargan de explicar con humor como es el recorrido de la marcha y vacilar al invitado de cada año. Esta vez Perico Delgado, que hasta les salió respondón. Camiseta del abuelo de Evenepoel (un tal Merckx) fabricada por los amigos de Sencillo Bike, una cena bestial y dormir soñando con La Gallina.

LA PURITO 2019

Otra de las cosas buenas de La Purito es que tampoco hace falta madrugar demasiado. La salida es a las 08.00 y no hay codazos para ponerse delante. Si tienes el hotel a 100 metros, como hacemos todos los años, con desayunar a las 07.00 es más que suficiente.

La Purito 2019 en Strava >

En la salida de La Purito no hay tensión. Da igual. No hay tiempo total y las cuestas ponen a cada uno en su sitio. Que si hay subidas, pues todas las que están reseñadas en el perfil y alguna más. Alguno pregunta qué hay desde la línea de salida en Sant Julia hasta el inicio del primer puerto, el de Beixalis. Pues otro puerto le respondo. ¿Cómo? Si subes en 10 kilómetros 300 metros de desnivel… Pues eso, otro puerto.

Así que con ir fuerte hasta la rotonda del Labrador, donde arranca Beixalis, es suficiente para que no haya tensiones ni codazos en los primeros kilómetros. A partir de allí hay que jugar con el desarrollo. El que lleve menos de 34×28 o equivalente le tocará hacer equilibrios o llevar unas piernas excelentes. Al menos en Beixalis da tiempo a hablar un rato con Perico, que siempre tiene algún chascarrillo que contar entre rampas del 14%.

En la cima charleta con Imanol, que también se ha animado para la fiesta. Y con los amigos de Ciclos Balaguer. Descenso hasta Ordino para el puerto más ciclable de la marcha. Y más charla, esta vez con los colegas de la Vega. Esto es lo mejor de La Purito. Que da tiempo a charlar, sin tensiones, sin prisas y a parar en el avituallamiento de Ordino a comerse el primer donut de una serie que irá in crescendo con el paso de los kilómetros y el desnivel.

El descenso hacia Canillo es quizá la parte con un paisaje más espectacular de La Purito. (Al menos de la que puedes ir con la cabeza levantada del manillar). Y también la única en la que se pueden recuperar fuerzas porque en Sant Julia comienza la tortura de La Rabassa. Para el que no lo conozca los primeros cuatro kilómetros no bajan del 11%. Una alegría después de casi 25 kilómetros cuesta abajo. Duelen las piernas. Y mucho. Aunque sepas que los 10 siguientes son al 6% y se puede ‘rodar’. Pero se van acumulando los desniveles.

En el avituallamiento de La Rabassa, con agua fresquita de la fuente y otra ronda de donuts, gominolas y bollitos con chocolate, el Garmin dice que ya llevamos 2.300 metros de desnivel acumulado y que todavía no hemos llegado a los 100 kilómetros. Bidón lleno de isotónico y para abajo que nada más llegar a Sant Julia hay que afrontar el primer tramo cronometrado de La Purito, el ‘Infierno de La Gallina’. Esta vez hasta sin comillas, porque en la primera rampa marcaba el termómetro 34 grados.

LA GALLINA Y CORTALS, LUCHA CONTRA EL CRONO

Para marcar un tiempo aceptable en La Gallina hay que empezar despacio. Un contrasentido. Pero con 12 kilómetros y una media de casi el 10% todo lo que sea dar una pedalada de más y gastar vatios al inicio se puede traducir en un pajarón épico. Estilo Froome. Cabeza abajo y concentrado en el potenciómetro para no pasar el umbral de vatios. En la Gallina se tarda de media una hora… así que las cuentas para no explotar están claras. Cadencia, desarrollo y no cebarse.

Y si para los últimos cuatro kilómetros queda algo de energía extra, pues la puedes gastar allí sin problemas. Los descansillos están al 11%. Así que toca dar lo mejor que tienes, aunque no quieras. Imposible subir ‘ligero’ y con ‘cadencia’ a menos que lleves un 30×34. No exagero ni un ápice. Por eso el primer momento de felicidad de La Purito es coronar La Gallina, comerte uno (o varios) Puritos de chocolate, escuchar los tambores de la batucada y autoengañarte creyendo que has pasado lo más duro.

El descenso por los ‘tornantis’ de La Gallina por Canolich no ayuda a recuperar. Y la transición cuesta arriba hasta el inicio de La Comella, pues tampoco. Y al rampa de inicio al 15% y con otros 34 grados mucho menos. Cadencia, cadencia y rezos para que llegue el otro avituallamiento. Si. Hace falta más líquido y más comida porque en las piernas ya hay casi 4.000 metros de desnivel.

La Comella tiene cinco kilómetros de descenso, y Cortals de Encamp empieza una quincena después. ¿En mitad que hay? ¿Llano? Pues está claro que no. Otro ‘puerto’ con 300 metros de desnivel extra. Por eso cuando llegas al cartel de ‘Comienza Puerto’ y ‘Tramo Cronometrado’ de Cortals ya llevas un ‘calentón’ de aúpa. Pero como hay un crono puesto, pues hay que apretar.

En la cabeza la misma idea. No pasar nunca del umbral de vatios en los 9,5 kilómetros de subida. En las piernas otra realidad. Tranqui, que no tienes energía para sobrepasarlos, aunque quieras. Así que en Cortals sucede casi lo mismo que en las cuatro ediciones anteriores. Hay que poner el piloto automático para no sufrir demasiado y superar dignamente la última ascensión.

Porque Cortals d’Encamp tiene los tres primeros kilómetros con rampas del 10,5% de media. Después baja algo el desnivel, pero casi que ni te enteras. Todo consiste en avanzar sin que duela demasiado. Solo en los tres últimos intuyes que las rampas son algo más suaves, pero simplemente porque las punzadas en los cuádriceps son algo menores.

Y allí en la cima llega el otro momento de felicidad, trofeo de finisher mediante. El bocata de butifarra con coca cola. Manjar de dioses que solo puedes disfrutar se te has pegado el calentón de La Purito. Sabe a podio en el Tour, por lo menos. Solo hace falta mirar a todos los que han llegado a la meta con el maillot naranja de La Purito. Del ‘He coronado solo para no volver a subir más’, al ‘Yo repito pero te lo confirmo en unos meses, cuando se me olvide’. Todavía no he escuchado nunca eso de ‘Pues yo creía que era más duro’.

POST PURITO

Los 25 kilómetros de descenso hasta el hotel también hay que contarlos. Forman parte de la recuperación para la etapa del día siguiente. El lunes hubo Post Purito con dos puertos ‘ciclables’ y una temperatura ideal. Solecito y rumbo a Port de Cabús, quizás el más bello de Andorra. Basicamente son 30 kilómetros de subida desde Sant Julia. Tiene varios tramos al 10%, como todo en el pais andorrano, pero se hace hasta suave si lo comparas con La Gallina y Beixalis. En la parte final, justo después del Col de la Botella, se abre la ladera que recuerda a Alpes, no en vano estamos ya a más de 2.000 metros de altitud. Eso lo aprovechan los Verona, Bernal, Yates y compañía para preparar la temporada. También Marc Soler, con el que nos ‘pusimos de acuerdo’ para hacer la parte final del puerto.

Descenso y en La Massana giro hacia Ordino para subir a Arcalis. Puerto Tour. Largo, con algún tramo al 10%, pero asequible, incluso para la ‘paliza’ que ya llevábamos en el cuerpo. Pero claro, estando allí. Cómo no vas a subir. Al final con la tontería una Post Purito de 105 kilómetros y 2.600 metros de desnivel.

Y quedaba rematar la faena, claro. El martes antes de subirse al coche para retornar una etapita corta, 24 kilómetros, pero con 850 de desnivel acumulado. Los que llevan hasta Os de Civis en una de las carreteras menos transitadas, pero con desfiladero y río de regalo. Desniveles, como siempre, el 10% de regalo en cada kilómetro. Para que no se nos olvide volver a La Purito en 2020.

 

 

 

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account