fbpx

Alejandro Valverde y Lieja Bastogne Lieja, condenados a entenderse

Alejandro Valverde y Lieja Bastogne Lieja eran dos términos que estaban condenados a entenderse desde que el murciano debutó en profesionales. Una carrera dura con más de 4.000 metros de desnivel , de fondo (más de 260 kilómetros) y con un final previsible al sprint en un grupo pequeño y después de una subida de un kilómetro al 6%. Perfecta para él (y para otros muchos, claro), que luego hay que rematar la jugada cuando eres el favorito.

Pero vamos a ponernos en números, porque los de Alejandro en La Decana son, como casi siempre, espectaculares. Valverde ha ganado cuatro Lieja-Bastogne-Lieja, la primera hace 15 años, en 2006, y la ultima 11 años después, en 2017, y está a una de igualar el récord de Eddy Merckx, que se llevó cinco ‘Liejas’ en un plazo más corto de siete ediciones (1969 a 1975).  Jugar con Eddy Merckx a estadísticas de victorias dando pedales es derrota casi asegurada, así que estar solo a una vez de levantar los brazos en Lieja… pues está al alcance de muy pocos.

Lo cierto es que Lieja, pese a ser una clásica que se adecua bien a los escaladores, no había sido una carrera en la que los españoles hubiesen brillado. También es verdad que hasta hace poco a un ciclista hispano todo lo que fuese disputar carreras más al norte del Galibier le sonaba a chino. El cuarto puesto de Indurain en el 91 ya fue un hito, como los podios de David Etxebarría en 2001 y 2002 y el vizcaíno no era precisamente un escalador al uso. Iban Mayo en 2003 y por detrás de Tyler Hamilton había sido el único grimpeur español en subir al cajón de Lieja.

En la previa de Lieja 2018 subimos Ans con Alejandro Valverde.

Valverde ha disputado 12 ediciones de Lieja hasta 2020, de las que acabó 11 (en 2019 se tuvo que retirar por una lesión previa, la del caballito entrenando después de Flecha Valona). Su peor puesto fue en el debut en 2005, el 33º a 13.00 minutos de Alexander Vinokourov, que ese año ganó en el Tour una etapa de montaña y la final de París. Desde entonces siempre ha acabado entre los 20 primeros y en siete ocasiones en el podio (en eso gana hasta a Eddy Merckx).

Un rasgo común en las cuatro victorias de Valverde es que todos han sido con los 10 kilómetros finales idénticos (después de 250, claro) y final en Ans. Dos cotas dentro de la conurbación de Lieja, Cote de Saint-Nicolas (1,3 kilómetros al 7,6% con un pico del 13%) y Cote de Ans (1,5 kilómetros al 5% de media), esta última con la cima a solo 300 metros de la línea de meta. Para llegar allí, pues unas veces el paso previo habia sido La Roche Aux Faucons, otras Cote de Sart Tilmann y nunca la lejana Cote de la Redoute.

Eso sí, todavía no hemos podido verle disputar la carrera con el nuevo trazado final sin las cotas de Saint Nicolás y Ans y con la Roche Aux Faucons como última subida antes del descenso hacia las calles planas de la meta de Lieja. Se modificó en 2019, cuando se tuvo que retirar por lesión y con el maillot de Campeón del Mundo, y en 2020 no participó en la edición de septiembre post Mundial y pre Vuelta.

LIEJA BASTOGNE LIEJA 2006

En la primera Lieja tuvo mucho que ver el trabajo de Purito Rodriguez, que en aquel 2006 compartía los colores del Caisse d’Epargne. En Saint-Nicolas ya estaba escapado con Boogerd y permitió Valverde guardarse ante los cambios de ritmo de Perdiguero. Cuando se reagruparon el catalán se encargó de liderar el ‘pelotón’ ante el ataque de Frank Schleck cerrar huecos al inicio de Ans y dejar a Valverde a un kilómetro de meta.

En el final de Ans (que la organización no considera muro pero pica al 5%) fue el propio Alejandro el que se encargó de mantenerse delante con los ataques de Basso, Sinkewitz y Boogerd y entrar en la recta final detrás del alemán del T-Mobile, que fue un perfecto e improvisado co-equipier. Bettini, a rueda de Valverde, no pudo superarle cuando lanzó el sprint.

LIEJA BASTOGNE LIEJA 2008

La Lieja de 2008 fue la primera en introducir la Cote de Roche Aux Faucons a 20 de meta y antes de Saint Nicolas y Ans. Mucho más dura y selectiva que Sart-Tilman, que era la que ocupaba su lugar en años anteriores.

Así que Roche Aux Faucons fue clave en el desarrollo de la carrera. Una vez más Purito Rodríguez con su ataque para cerrar el hueco de Schumacher y Andy Schleck tuvo un papel importante, aunque se llevó a rueda a Frank Schleck y a Rebellin y obligó a Valverde a forzar para atraparles en la parte final de Roche Aux Faucons, donde se soltó Purito.

Esta vez en Saint Nicolás Valverde y Rebellin (todavía sigue corriendo con casi 50 años) tuvieron que ejercer de ‘compañeros’ de equipo para cerrar los huecos de los ataques de los hermanos Schleck y jugarse entre ellos el triunfo en el sprint de Ans, sabedores que eran más rápidos que cualquiera de los dos luxemburgueses.

Y otra vez, Valverde lanzó el sprint a 300 meta, igual que en 2006 o en el Mundial de Innsbruck.

LIEJA BASTOGNE LIEJA 2015

La Lieja de 2015 fue sin duda la victoria más espectacular de Alejandro Valverde, por la forma, por los rivales y por el derroche de facultades cuando era el máximo favorito y el más vigilado.

Aquel año llovió en la parte final. Los ataques de Roche Aux Faucons y Saint Nicolas no llegaron a romper el grupo de una veintena de favoritos que se plantó en Ans después de la peligrosa bajada por las calles de Lieja. Esta vez Purito Rodríguez volvió a ser protagonista, pero como máximo rival de Valverde y corriendo en las filas del Katusha.

De las dos decenas de ciclistas que pasaron la pancarta de último kilómetro en la cuesta de Ans no había ningún Movistar. Todos miraron a Valverde cuando Dani Moreno, compañero de Purito, lanzó el ataque a falta de mil metros. Meintjes intento cerrar el hueco, Fulgsang se quedó esperando a la reacción de Alejandro y Joaquim Rodriguez al acecho para poder rematar.

En sólo 500 metros Valverde fue capaz de recortar la decena de segundos que llevaba Dani Moreno con todos los favoritos a rueda, coronar Ans, lanzar el sprint y volver a arrancar para ganar a Alaphilippe, Purito y Rui Costa.

LIEJA BASTOGNE LIEJA 2017

Después de una Lieja con frio, lluvia e incluso nieve como la de 2016, las peores condiciones para Valverde, en 2017 consiguió su triunfo más holgado.

Esta vez tras Roche Aux Faucons llegó a Saint Nicolás un grupo de 30 ciclistas. Arrancó Henao y cerro el hueco Gorka Izagirre, con una decena de ciclistas a rueda, entre ellos Valverde. Justo en la cima se marchó Formolo, que acabaría aguantando hasta casi la cima de Ans.

Por detrás se organizaron y llegó a entrar Dani Moreno, esta vez con el maillot de Movistar y para hacer los dos kilómetros de acercamiento hasta Ans. A 600 metros se marchó Dan Martin, Yates y Albasini intentaron cerrar el hueco, pero cuando saltó Valverde todavía quedan 200 metros de subida y los 200 metros planos finales. Le dio tiempo a recortar los 5 segundos que llevaba Dan Martin, a soltarle en el sprint (igual que otras tantas veces en el Muro de Huy) y a disfrutar los últimos 100 metros levantando los brazos de su, hasta ahora, última Lieja.

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Abrir chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?