KDD Ciclored III. Perikeando por la Sierra de Madrid

Tocaba poner las piernas a punto para la Marcha Pedro Delgado y nada mejor que probar la medicina sobre el propio terreno para hacernos una idea de las sensaciones que vamos a vivir dentr de una semana. Por eso planteamos la III Kdd Ciclored.com en los mismos puertos de la marcha periquina. 

Así que el sábado 10 de agosto nos metimos entre pecho y espalda Canencia, Navafría y Morcuera, además de Cotos por la zona en la que se desciende en la Pedro Delgado. En números, 120 kilómetros y 2.700 metros de desnivel. En sudor, litros y litros gracias al caluroso recibimiento que nos dio Miraflores de la Sierra.

Y es que a las 9.00, cuando partió la ruta ciclored.com con una decena de cicloturistas, el termómetro ya sobrepasaba los 25 grados. Canencia, con sus sombras, no permitió una ascensión moderada y para entrar en calor (un eufemismo como otro cualquiera). Lo más serio comenzó en Navafría, primer puerto ‘strava’ del recorrido. Así que manos a los cambios y a ‘sufrir‘ en las rampas tendidas y constantes del puerto que se inicia en el Valle de Lozoya.

Había que probar las piernas en una cima que será la última de la Perico Delgado y que sirvió para que Juan, Pedro, Jaime, Enmanuel, Salva, Alejandro, Tania… comenzarán a cargar de ácido láctico las piernas. Y en la cima tiempo para departir con los amigos del Foro MTB y Bicisport, que también compartían ruta y entrenamiento de cara a la marcha segoviana.

Avituallamiento líquido en Lozoya y rumbo a Cotos. De nuevo rampas siempre entre el 5 y el 7%. Un puerto ideal para entrenar y adquirir fuerza. También para acumular kilómetros de cara a Morcuera, la cima más dura del día y con el amigo sol apretando de lo lindo. Por eso Rascafría sirvió como segundo avituallamiento. 

El inicio de Morcuera ya dejaba a las claras que los Garmin iban a cantar por encima de 35 grados… y sí, alguno se puso hasta a 42. Había que sudar y sufrir porque en Miraflores esperaba unas cervezas (sin alcohol….) y un menú de escándalo como el que nos prepararon los amigos del Restaurante El Victoria.

Y en torno al plato de comida las anécdotas de Juan, un malagueño capaz de hacerse 1.000 kilómetros por pedalear con nosotros, los recuerdos ciclistas de Salva (que ya se ha enamorado de los Dolomitas) o la constatación de la calidad que Tania tiene en su piernas, a la que ya ponemos como seria aspirante a ser la primera chica en la Perico.

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account