fbpx

Maratona Dolomitas 2013. Subir como Pantani, bajar como Nibali

Carreteras que serpentean en mil tornantis. Cumbres de nieve, montañas rocosas y vegetación en forma de selva. Nombres míticos, puertos con olor a maglia rosa en el mes de mayo italiano. La Maratona dles Dolomitas 2013 proponía como lema para esta edición la palabra armonía y allí la encontraron los viajeros de ciclored.com. La marcha por excelencia del cicloturismo italiano hace sentir al pedalista medio como Marco Pantani durante las ascensiones y Vincenzo Nibali en los descensos. No da tiempo a medirse al llaneador Andrea Tafi, porque en sus 138 kilómetros el desnivel cero jamás aparece en el GPS.

Los viajeros de ciclored.com se sumergieron durante cinco días en el ambiente de la Maratona dles Dolomitas. Los números asustarían al cicloturista más pintado. Ocho puertos de montaña (casi todos ellos por encima de los 2.000 meros), 138 kilómetros y más de 4.000 metros de desnivel acumulado. Nombres como el Giau, el Pordoi o Val Gardena. Enemigos feroces de los profesionales en el Giro de Italia que aparecieron domesticados por un día. Mucho tuvieron que ver los más de 8.500 cicloturistas de más de 50 paísesque tomaron la salida en La Villa, capaces de arropar al ciclista en forma de un pelotón interminable por el que adelantar en las ascensiones era más que sencillo. 

Enfundado en la maglia del ‘Pirata’ podías ver cómo dejabas atrás a cientos de ciclistas en el Pordoi sin más sufrimiento que el de subir a tren. O cómo eras capaz de tumbarte a lo Tiburón Nibali en un tornanti del descenso del Sella y sobrepasar a la vez a ocho compañeros de ruta. Sensaciones de armonía que sólo podía destruir el colosal Giau, un puerto sin demasiado nombre en España pero con casi 10 kilómetros a una media al 10%, la versión doblada del Marie Blanque de la QH. Allí Contador sufrió la cólera de Riccó en el Giro de 2008 y a los viajeros ciclored.com les tocó dar el callo. No le fue demasiado complicado al escalador del grupo, Jon Bikendi, capaz de derrotar al Giau con un 39×23. Músculo fino y alargado con la mejor tradición del ciclismo vasco, de Zarrabeitia a Antón.

Al resto le tocó equilibrar en el Giau la relación potencia y peso. Fueron momentos en los que pasa por la mente lo apetitosos que eran los pandorinos que regalaban en la Expo de la Maratona… y lo poco que ayudan a la hora de subir puertos. El puntito extra de sufrimiento y la recompensa de un avituallamiento de dioses en la cima ayudó a superar el reto a Joan, Guillermo y José María, en su primera experiencia en los puertos dolomíticos.

Hasta el temido Giau habíamos superado un repoker de puertos dispuestos de forma circular. Campolongo, Pordoi, Sella, Val Gardena y de nuevo Campolongo, para luego afrontar el Colle de Santa Lucía, un simple repecho en los Dolomitas y un puerto de segunda en el resto de la geografía de Europa. Desde el Giau sólo quedaba coronar Falzarego/Valparola, con un kilómetro final al 11% y con viento de cara, para lanzarse a doblar tornantis camino de Corvara, final del reto ciclista del 30 de junio. Era el Giro de Italia de los cicloturistas, pero como buenos amantes del vino de calidad no nos íbamos a quedar sólo con una dosis diaria.

Antes de la Maratona el viaje ciclored.com aterrizó en La Ville (ciudad de salida de la marcha) un jueves de madrugada. Por el camino quedaban más de 2.000 kilómetros, dos llantas, una manta de 

agua y una nevada de época en Val Gardena en pleno mes de junio. Menos mal que las gerentes del Garni Lasteis hicieron de gregarias de lujo y tenían todo preparado para asegurarnos el descanso. Así que el viernes 28 amaneció tardío, lluvioso pero con un ‘primera colacione’ plagado de dulces, capuccinos y embutidos del Tirol. Fue el combustible necesario para llenar las alforjas de cara al primer reto. Marmolada y Pordoi.Sólo 75 kilómetros, más de 2.000 metros de desnivel y las vertientes más miticas de ambas cimas. Por un lado la garganta de Sottogouda y la interminable recta al 15% de la Marmolada/Fedaia, coronada con un manto de nieve. Y después el Pordoi desde Canazei, una decena de kilómetros con tornantis que nos lanzaron a la cima bajo la lluvia. En el descenso tocó apretar frenos para trazar con seguridad los 33 tornantis que nos llevaron a Arabba.


Al dia siguiente, víspera de la Maratona, tocaba volver a desayunar como campeones, recoger dorsales y emprender camino deCortina d’Ampezzo para ‘soltar piernas’ en Tre Croci y Tre Cime de Lavaredo. La distancia no llegó a los 30 kilómetros… pero el desnivel superó los 1.500 metros. Y es que no se puede desafiar al coloso del Lago de Misurina sin dejar parte de las fuerzas en el camino. Así que nos metimos de lleno In bocca al lupo. Siete kilómetros en los que descansaba al 10% pero con la recompensa de la postal más bella de los Dolomitas.

Y después del reto de la Maratona dles Dolomitas, el premio. Una organización de Giro de Italia que respondió con pasta al más puro estilo italiano, cerveza alemana, salchicha austríaca y strudel tirolés. Combinación que haría saltar por los aires todos los tratados de nutrición ciclista pero capaz de dar la felicidad al cicloturista de a pié. Eso sí y haciendo un esfuerzo ‘titánico’ todavía nos quedaron energías para cenar pizza y gelato. Pensábamos que iba a ser el último estirón, pero la dueña del Garni Eden, el hotel de Selva Gardena que nos acogió la última noche, nos ‘obligó’ a desayunar como dios manda antes de partir hacia España. Por delante un largo camino, un montón de anécdotas que recordar, 12 puertos del Giro en las piernas, más de 8.000 metros de desnivel, kilos ingentes de pasta y pizza en el estómago y la sensación de armonía con el ambiente. 

Y una vez más la frase cicloturista por excelencia. ¿El año que viene volvemos, no? Pues sí, el 6 de julio de 2014 (como anunciaba en una página completa la Gazzetta dello Sport y comentaron en directo en la Rai) estaremos de nuevo en la salida de La Ville. ¿Quién se apunta?





 

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

Abrir chat

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account