Mallorca 312. Cuando los líderes son los gregarios

En 312 kilómetros en bicicleta pueden pasar muchas cosas. Si son con tráfico cortado, 4.500 metros de desnivel, en Mallorca y junto a Joseba Beloki, Pedro Delgado, Pedro Horrillo, Óscar Pereiro, Silvia Tirado y 4.000 ciclistas más las opciones de vivir unas sensaciones únicas se multiplican hasta casi el infinito.

Y es que el gran culpable de todo esto tiene nombre y apellidos, Joseba Beloki. Filosofía cicloturista pura. Todo comenzó en el Campus Ciclored cuando casi nos obligó a asistir a la Mallorca 312. Experiencia única, nos vendió, y vaya si lo fue. Sobre todo si el viernes antes de la marcha te pilla porPlaya de Muro y te mete la presentación oficial como si fueras uno más.

Así que de buenas a primeras me encontré entre Beloki, Pereiro, Escartín, Perico y Pedro Horrillopreparando la táctica para el día siguiente. Ni ataques, ni ritmo fuerte hasta el primer puerto, ni bolsillo cargados de geles. Al contrario. “Salimos los primeros… y acabamos los últimos. Y por el camino a ayudar a todo el que lo necesite… y a disfrutar de los sandwichs de Nutella en los avituallamientos”. Palabras de Joseba. Como idea, no me podía gustar más. Placer ciclista durante 312 kilómetros.

La noche prometía y más cuando apareció Tony Rominger de la mano de Marcel Wust. Empecé a sumarTours, Giros, Vueltas y podios en cualquiera de las tres grandes. Resultado. Sin dedos en las manos para acabar la cuenta. Menos mal que siempre podía aportar a la grupetta mi triunfo juvenil en la carrera de Urda y el ataque de 2015 en cabeza de la QH subiendo Somport. (Algo es algo, no?)

MALLORCA 312… GREGARIOS DE LUJO (Primeros 150 kilómetros)

Tocaba madrugón. Pese a que teníamos el hotel a 500 metros de la salida a las 05:30 en pie. Desayuno potente. Desdesayuno necesario y a las 07.00 en la línea de salida. Poca luz. Algo de lluvia. Pero 12 grados muy agradables (sobre todo si los comparamos con los 2 de Lieja-Bastogne-Lieja de una semana antes).

Ambiente más relajado que en otras marchas. Sin prisas por entrar en los cajones ni tensión en la salida. Eso sí, el 70% habla en inglés, alemán… Más internacional imposible. Presentación. Pistoletazo y adelante. La primera misión, rodar en cabeza los 25 kilómetros de neutralizada para evitar peligros y rotondas con el piso mojado. Le había dado por llover y parecía que no tenía visos de acabar pronto.Seguridad máxima gracias a la organización que había cerrado el tráfico los 312 kilómetros de la marcha. Trabajo arduo en pos de la seguridad del ciclista.

En dos minutos arrancan las charletas. Es fácil cuando tienes al lado a Joaquín Calderón, de Bicisport y Ciclismo a Fondo. El hombre que siempre me deja un cajón por debajo en el Campeonato de España de Periodistas. La conversación se complica cuando arranca el Col de Femenía.

sportograf-76654635_lowres

Ritmo fuerte en cabeza y sólo vamos en el kilómetro 40. Estos nos saben lo que les queda por delante. Joaquín se mete en la batalla (tiene que probar la Giant tope gama para la revista de mayo) y el que escribe pasa a la buena vida. Ritmo tranquilo hasta que llega Adrián García Roca. Otro amigo en ruta y compañero en la Paris Roubaix. Parece que los 312 kilómetros se van a hacer amenos…

Y en mitad de la subida primer trabajo extra. El amigo Juan David en la cuneta. La mano como un globo. Caída subiendo. No me da tiempo a llamar al 112 cuando para Joseba Beloki. En 5 minutos todo solucionado y la ambulancia para atender al bueno de Juanda… al final se quedaría solo en un susto y ya tiene la cabeza en La Marmotte 2016.

Toca remar cuesta arriba en las rampas del 7% de Femenia. Beloki y el que escribe mano a mano. Pronto nos damos cuenta que el 95% de los participantes se toman las cosas con tranquilidad. Corren los 50 primeros… y poco mas. Arriba nos espera la grupetta. Perico, Pereiro, Silvia y Horrillo, que llevan10 minutos bajo el agua y pasando frío. Así da gusto.

Descenso tranquilo. Agua y curvas peligrosas. Mala combinación. Y rumbo a Puig Major. Sigue sin dejar de llover (y ya se queja hasta Pereiro, que es gallego) así que nada más coronar descenso a Soller y subida al Coll den Bleda.

sportograf-76691838_lowres

En la bajada hacemos grupetta con Perico y nos saltamos la parada en Deiá. Toca subir Sa Pedrissa a ritmo tranquilo y sucede una de esas situaciones que pocos pueden contar. De repente aparece por detrás un tal Stephen Roche, que también está haciendo la marcha. Maillot apretado, Pinarello F8, y buenas piernas.

Perico y Roche, los hombres que se disputaron a cara de perro el Tour 87. Sí, aquel en el que el irlandés necesitó oxigeno para recuperar el esfuerzo en . Charlando amigablemente de la vida mientras disputan una cicloturista. Historia ciclista.

Unos kilómetros más adelante es a Perico al que le toca hacer de gregario. Cicloturista en la cuneta con la cadena rota y allá que va el segoviano, tronchacadenas en mano, a arreglar la avería. Sin pin es imposible, pero la cara del amigo al ver a Perico poner pie a tierra para hacerle de mecánico no tiene precio.

 

8.En el avituallamiento de Valdemossa.  Plátanos, barritas, geles, cacahuetes, naranjas, sandwichs dequeso, pavo y nutella, frutos secos… es difícil no picar y cargar energías para lo que queda.

Por delante territorio comanche. Puertos cortos, intensos, y bajadas más cortas aún. Casi inexistentes. Empalmamos Coll des Pi, Coll de Sa Gramola, Coll de Esteva. El mar y los acantilados a la derecha. El sol arriba y Pedro Horrillo que había arrancado el motor de la conversación contando anécdotas del Tour, de las Clásicas…

Tocamos el sur de la isla en el avituallamiento de Galilea (con bocata de sobrasada y sesión de Tinder-ligoteo incluida). A lo tonto ya hemos acumulado más de 2.800 metros de desnivel y 150 kilómetros. En las ediciones anteriores quedaría lo más sencillo, pero en esta 312 no. Más dureza para las piernas.

mallorca 312 1

El último puerto con nombre y apellidos es Coll de Superna. Siete kilómetros, curvas, algún pico al 10%y el recuerdo de lo ‘cabrón’ que era cuando en la Challenge de Mallorca mis colegas de ruta se pegaban allí palizones en busca de la escapada buena.

MALLORCA 312… Y AHORA 162 KILÓMETROS MÁS

Primer descenso mas a o menos largo camino de Palma. Giro a la izquierda y ahora, en teoría. Todo llano… Eso, en teoría. El viento comienza a hacer de las suyas. Casi siempre de cara. Repechos,carreteras estrechas, zona de clásicas tipo Amstel y Lieja.

Santa María. Alaró. Lloseta. Un millón de repechos. En uno de ellos a Perico le da por jugar. El que escribe era su compañero de relevo así que toca apretar el culo y de lo lindo. 20 minutos de serie a todo trapo por carreteras estrechas y sin tráfico midiendo fuerzas con Perico. Casi nada al aparato.

Menos mal que el avituallamiento de Biniamar nos obliga a parar. Cuesta abrir la boca para comer y que el corazón no se salga con ella. Nos engancha Toni Tauler (más ex pro) que se presta a dar un relevo largo hasta Playa de Muro.

 

sportograf-76687557_lowresEntre él y Pedro Horrillo. Más de 1,80 cada uno. Nos llevan en carroza y casi sin dar pedales. Lujazo para afrontar lo que queda de marcha. Otros 75 kilómetros de regalo después de pasar por contrameta y tener malos pensamientos. Sobre todo después de que Escartín, que ha hecho la de 167, nos recuerde lo que queda por delante.

Esta vez toca hacer grupetta con los maillots de puntos verdes. Son los que llevan el fuera de control de la organización. Gregarios en bici que marcan un ritmo constante para que nadie se quede fuera de laMallorca 312. A su rueda más de 100 ciclistas con los que compartir conversaciones y experiencias camino de Artá.

sportograf-76630569_lowres

 

Y es en el avituallamiento de Artá donde la Mallorca 312 se convierte en una fiesta. Música, un pueblo volcado con la marcha, televisión, cerveza, ánimos, vítores… y parada obligatoria. Las sensaciones confirman palabra por palabra lo que nos había prometido Beloki.

De Artá quedan 20 kilómetros a meta. Una niñería comparados con los 292 que ya llevamos en las patas. Se hacen casi sin sentir.

IMG_20160430_173817
Relax con el que da tiempo a dar un repaso al ciclismo femenino con Silvia Tirado. Ha puesto en marcha la revista Tandem Magazine, dedicada exclusivamente a las chicas. Trabajo periodístico de calidad para un público que está creciendo día a día.Entre todas están cambiando un deporte que antes solo era de hombres y que ahora se tiene que saber adaptar. Desde bicicletas a componentes, ropa o servicios y recorridos en las Marchas Cicloturistas.

La tranquilidad la rompe Perico,que le da por jugar a ciclistas y atacar dos o tres veces. Las fuerzas van tan justas que nadie sale a la provocación…. La noche empieza a ganar partido al día. Al cruzar la línea de meta fuegos artificiales y fiesta para celebrar casi 14 horas de ciclismo.

Y al llegar toca comerse un plato de pasta, beber cerveza y comenzar a tirar de whatsapp para ver qué tal le ha ido a los amigos. Joaquín, 5º en meta, Adrián con buenas sensaciones. Toni y la grupetta de Sencelles haciendo de gregarios de sus compañeros. Osvaldo que hizo de anfitrión de el ‘otro’ Pedro Delgado, el de Granada, feliz con sus 167. Pedro, el de Villena, que casi no paró en los avituallamientos, las chicas de S’Escapada que rodaron los últimos kilómetros con nosotros… Mil sensaciones ciclistas que habrá que repetir en 2017…. ¿Te vienes, no?

sportograf-76632998_lowres

 

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account