fbpx

Matxin: «Los jóvenes tienen más información, pero no experiencia con la presión»

La rueda de prensa de presentación de los corredores estrella del Madrid Criterium duró más de media hora. Josean Fernández Matxin solo estuvo en el escenario un par de minutos, pero dejó un titular que a punto estuvo de ‘arruinar’ la pregunta que traía preparada desde casa para Ayuso, Carlos Rodríguez, JuanPe López, Ion Izaguirre, Luisle Sánchez, Raúl García Pierna y Tadej Pogacar. La has visto en el titular de esta crónica, pero solo es la versión reducida, para que quepa en la web. «Anteriormente cuando un ciclista pasaba a profesionales le faltaba experiencia e información. Ahora los jóvenes que llegan ya tienen la información necesaria, pero les sigue faltando experiencia con la presión. Hay que dejarles tranquilos».

Si alguien sabe de scouting y buscar promesas es el manager del UAE. Matxin se tiró años encontrando jóvenes para la factoría Lefevere entre corredores cadetes y juveniles. No en vano fichó a Pogacar cuando era un crío e hizo lo propio con Juan Ayuso. También tentó a Remco Evenepoel en una carrera juvenil en España, pero el propio Lefevere se le había adelantado.  Con es esloveno ha ido aplicando sus palabras. Le llevó a La Vuelta 2019 sin presión y acabó subiendose al podio en el tercer cajón. Al año siguiente como ‘subalterno’ acabó ganando el Tour, igual que en 2021. Y en este 2022 no le ha quitado las ganas de exprimirse en Flandes, Strade o Tirreno, pese a que sabía que le podía afectar en su lucha por el Tour. Pogacar, a su vez, responde con victorias, con actitud atacante y le ves en el segunda cajón de Paris y felicitando a Vingegaard igual que lo hizo con Roglic cuando a él le tocó subir a lo más alto. Es es la parte de lidiar con la presión.

La segunda parte de la frase, lo de dejarles tranquilos, tiene que ver más con Juan Ayuso. España tiene mucha más tradición ciclista que Eslovenia y la presión exige que a la retirada de Valverde haya un relevo inmediato. En julio, al acabar el Tour, parecía que el ciclismo español se abocaba al abismo. En septiembre, terminada La Vuelta, era un futuro de esplendoroso por la ‘eclosión’ de Juan Ayuso y Carlos Rodríguez, los dos de menos de 21 años. Jóvenes, como Pogacar, Evenepoel o Bernal que ganó el Tour en 2019. Tranquilidad, que unos necesitan dos años en profesionales y otros cuatro, como le ha pasado a JuanPe López, que pese a ser del 97 se considera de la vieja escuela, de los que aprenden en cada carrera. El lebrijano, con su acento de cambiar las eses por las zetas, reconoce que en las tres semanas de sufrimiento de la pasada Vuelta (se las pasó a cola de pelotón), adquirió muchos más conocimientos de ciclismo que en los 10 días ‘de rosa’ del Giro de Italia.  Con él tuvimos una conversación más larga en este Madrid Criterium, que dará para otro post y un momento de radio.

Ya con el tema ‘lanzado’ por Matxin, pues había que darle continuidad. Guajardo, que era el encargado de presentar el Madrid Criterium, pidió preguntas. Adelante. «Para los veteranos ¿Cuanto habeis aprendido desde que pasasteis a profesionales hasta ahora? y para los más noveles ¿con todo lo que ya sabíais desde juveniles, qué es lo nuevo que os han enseñado? La primera respuesta. Silencio. Modo Navidad, que dijo Guajardo. Hasta puso a Ion Izaguirre como ‘portavoz’ de los veteranos.

El de Ormaiztegi pasó en 2009 al Orbea con solo 20 años, pero no se dio a conocer en el World Tour hasta 2012 con el Euskaltel, cuando brilló en La Vuelta Asturias y se llevó una etapa en el Giro de Italia en Falzes. Necesitó tres año para asentarse. Otros tantos para subir al podio de la Itzulia en 2015 y no la ganó hasta el 2019. Diez años de progresión. «De joven no tenía mucha idea de datos, de nutrición, de entrenamiento. No tenía ni preparador. Para mi ha sido una progresión en todo. Incluso en los últimos años, ya en profesionales, se ha revolucionado todo. Incluso la preparación es diferente. Sigo aprendiendo. En cada equipo me enseñan cosas nuevas».

Raúl García Pierna es el hijo de Felix García Casas, al que los más veteranos le recuerdan pelando por el top ten en Vuelta, Giro y Tour enfundado en los maillots del Artiach y del Festina. El ‘chaval’ tiene solo 21 años y ya es Campeón de España absoluto de Contrarreloj por delante de Luis León Sánchez. Cuando era adolescente le sobraban unos kilos, pasó a formar parte de la Fundación Alberto Contador y ahora es una de las promesas del ciclismo español, aunque sigue teniendo la apariencia de un chaval de colegio.

«En mi caso y en el de Carlos Rodríguez, que corrimos en la Fundación Alberto Contador desde juveniles, teníamos un preparador y un potenciómetro y ya sabíamos trabajar con ello. Son cosas que no te tienen que enseñar. Pero si es verdad que no llegas sabiendo todo. Estoy en el Kern Pharma, que es un equipo joven, y me doy cuenta que hay muchas cosas que no se y me tienen que explicar. Si hubiera pasado a un Pro Tour como Juan Ayuso en el UAE, me faltarían aún mas cosas por saber».

«Ídolos que son personas normales»

La presencia de Matxin en el escenario fue tan productiva que dejó otro titular que va directo al concepto de Criterium, un formato que solo resistía en España gracias a Dani Clavero y su familia en el Memorial Clavero y que refuerza el grupo RCS con este nuevo Madrid Criterium. «Para los ciclista, fuera de la competición. Supone una forma más sosegada de relacionarse con los compañeros y con los aficionados. No hay autobuses en los que resguardarse. Mañana es el momento. Es el día para los aficionados. Pueden comprobar que son humanos. Que no son ídolos que se sienten ídolos, sino ídolos que se sienten personas normales«.

Es la normalidad de Tadej Pogacar, que lleva casi un mes de desconexión entre el Giro de Rigo en Colombia y esta cita de Madrid. Te lo encuentras por el pasillo del Hotel NH Eurobuilding con el chándal de su nueva colección de ropa y parece un adolescente que se ha colado en un hotel de cinco estrellas. Y ya saben. Tres vistas al Tour, dos veces en lo más alto y otra en el segundo puesto. Camino de ser el Eddy Merckx del Siglo XXI. Y se puede pasar una hora firmando autógrafos y sonriendo para las fotos del millar de personas que pasaron para conocer de cerca a su ídolo. Muchas familias con hijos, en la que los hijos eran la ‘excusa’ de los padres para acercase al esloveno y hacerse una foto que pelearán por situar en el salón de casa entre la de la boda y la del viaje a Nueva York.

En el ‘canutazo’ que hizo con alguno de nosotros en el Madrid Criterium nos contó que para el Tour de 2023 no cree que vaya a ser un duelo entre él y Vingegaard, sino que espera a más contendientes. Que no piensa cambiar su estilo de correr pese a no haber ganador el Tour en 2022 y que sueña con vencer en el Tour de Flandes y pelear con Van Aert y Van der Poel en su terreno. También que después del mes de tranquilidad en diciembre se irá con el resto del equipo a La Nucía (muy cerca de Calpe) para empezar a preparar la temporada. Que seguirá un calendario similar al de 2022 y que solo después del Tour se planteará si viene o no a La Vuelta.

El Tour, en Calpe y alrededores

Tadej Pogacar y Juan Ayuso con el UAE no serán los únicos que irán desde el Madrid Criterium a la zona de Calpe en diciembre para preparar la temporada. También estará el Jumbo Visma de Vingegaard y Van Aert en Denia y el Quick Step de Evenepoel en Calpe. El duelo que no va a ver el Tour lo tendremos en diciembre en el Col de Rates.

Es más, de los que estaban en la rueda de prensa solo faltará Carlos Rodríguez. Ineos no falla nunca a su cita con Mallorca. Ion Izaguirre acude a mediados de este mes con el Cofidis a Denia, Juanpe López con el Trek va a Calpe y Luis León Sánchez, que en 2023 correrá en el Astana, tiene el hotel de concentración en Altea. Todos en Territorio Campus Ciclored Joseba Beloki (tenía que meter la cuña).

Con Luisle estará Javier Romo, que sigue en Astaná en 2023. Del manchego escribieron en www.protourcycling.cc que el equipo le quería rescindir el contrato por bajo rendimiento a mediados de la temporada. No era verdad, solo tenía un problema físico que le impedía competir, como demostró al final disputando el Giro de Lombardia.

Romo era uno de la treintena de ciclistas que también estaban invitados al Criterium y que firmaron autógrafos y se hicieron fotos con todo el aficionado que se lo solicitó. Igual que Marc Soler, otro de los más requeridos, o media plantilla del Caja Rural, con Edu Prades, Fernando Barceló, Julen Amézqueta y Jonny Lastra, que casi está haciendo las maletas para irse con Ion Izaguirre al Cofidis y cumplir el sueño de correr en Pro Tour. Del Burgos BH Okamika, que comparte el pasado triatleta con Javier Romo, Fuentes, Aparicio, Pelegrí y Pelayo Sánchez. Del Kern Pharma además de Raul su hermano Carlos García Pierna, Pau Miquel, Urko Berrade, Eugenio Sánchez y Jon Agirre.

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?