Haimar Zubeldia o el amor al ciclismo

haimar_zubeldia_ciclored1La pasión de Haimar Zubeldia por el ciclismo se sale de lo común. Imagínese que lleva 11 meses trabajando y en su mes de vacaciones no se le ocurre otra cosa que seguir currando. Pues así es este ‘veterano’. Capaz de hacerse una Transpirenaica en BTT con los amigos en sus días de descanso. Por eso no es de extrañar que a sus 38 años y 18 como profesional le quede cuerda para rato. Tiene claro que ha aguantado tanto tiempo porque sabe cual es su sitio en el Trek y en el pelotón. Gregario con galones cuando falla el líder y que le van a llevar a su decimocuarto Tour de Francia, en el que ya suma 5 Top Ten, el último en 2014.

TRANSPIRENAICA AGOSTO 2015 >

Le ha costado porque Voigt no terminaba de irse, pero ya es el más veterano del Trek Factory Racing Team.
– Estaban Voigt y Danilo Hondo. Me di cuenta en la primera concentración. Llegué allí, iba entrenando y pensé… a que voy a ser el mayor. A uno le sacaba diez años, a otro doce… Pero vamos, que seguimos con la misma cuerda de siempre. Ahora te conoces mejor y de momento seguiré este año.

Termina contrato esta temporada y la situación no es fácil.
– Pues sí. Y es un aliciente más. Así me tengo que ganar la renovación. Motivacion extra. El secreto es el trabajo y si lo haces y sacrificas los resultados llegan. En el equipo son conscientes de ello. Ahora me dedico a enseñar a los jóvenes y eso se valora.

– Lleva casi media vida de profesional.
– Pues voy a empezar la temporada 18 y tengo 38… La verdad es que podría decir que llevo toda la vida en la bicicleta. Desde categorías inferiores no me he bajado de ella. Cuando pasé no creía que iba a durar tanto. Me siento un privilegiado.

ciclored-publicidad-DEF-e1408568496620-lw9wu80z3kmz9lxkcu5odlp5mj5vsmdmw9rcx1emk8

PASIÓN CICLOTURISTA

Está claro que no entiende la vida sin una bicicleta.
– Es que en casa siempre se vivió mucho el ciclismo. Mi hermano también profesional. Mi padre cicloturista de toda la vida. Mi mujer también viene del mundo de la MTB. Mis niñas me han conocido como corredor y están acostumbradas que por la mañana sale a entrenar y se pasa la vida en las carreras. Este es mi trabajo y la familia tiene mucho que ver. Este es mi entorno. Cuando lo deje habrá que replantearse la vida, pero buscaré tiempo para salir en bici. Me gusta. No me cuesta salir a entrenar porque tengo una buena cuadrilla. Es mi vida y no quiero que cambie.

-Cuando deje de ser profesional se ve haciendo locuras de cicloturista. ¿Como atravesar los Pirineos en bici?
– Ya lo he hecho. En algún invierno lo hice con Markel Irizar y algunos amigos más. También quiero recuperar algo de tiempo con la familia porque me siento en deuda con ellos.

– Cuénteme eso. Está de vacaciones después de 30.000 kilómetros de temporada… y se va a atravesar los Pirineos en bici. Eso es pasión.
-Nada. Surgió. Dos amigos lo iban a hacer y Markel Irizar y yo teníamos tiempo. En una semana lo hicimos. Fuimos con la MTB desde Pamplona y atravesamos los Pirineos hasta Roses. Íbamos incluso sin alojamiento. Lo buscábamos durante el camino y al llegar a Roses baño y a casa. La verdad es que este tipo de cosas me daban envidia porque no las puedes hacer mientras que estás en temporada y entrenando.

– Entonces le veo haciendo la Quebrantahuesos algún año.
– Igual un par de veces sí que la he hecho entrenando porque tengo casa en la zona y vamos en mayo y junio para allí. Seguro que la haré. Me gustaría. Tengo muchos conocidos que la hacen y también en la zona. Algo organizaremos para la QH cuando me retire.

 

ALPE D´HUEZ Y EL TOUR

– Esta temporada han fichado a Bauke Mollema, que sustituye a un líder como Andy Schleck. ¿En que´cambia su rol dentro del Trek?
– No demasiado. Desde que estoy en esta estructura. Astana, Radioshack, Trek… me ficharon como un gregario y luego durante la temporada surgen las oportunidades. Primero el líder y si pasa algo ya estoy en segunda fila. El año pasado sucedió eso en el Tour.

Menudo ‘gregario’ que es Haimar Zubeldia… capaz de acabar 8º en el último Tour.
– Se trata de eso. Aprovechar las oportunidades. Con Bauke no va a cambiar nada. Estaré disponible al 100% para el Tour. El equipo lo sabe y me recompensará.

– ¿Cual es el truco para aguantar tantos años como profesional?
Pues saber cual es tu nivel y donde estás. Y sobre todo saber adaptase a todo. Desde que salí del Euskaltel he sabido cual era mi lugar.

Siempre metido en la pomada, pero nunca acaba de rematar con un triunfo de etapa. Al que no conoce el mundo del ciclismo. ¿Cómo se lo explica?
– Si es que no soy nada rápido. Para ganar una etapa tengo que llegar solo. He hecho segundo. Tuve críticas por ser demasiado conservador, pero así también he conseguido cosas. Es mi forma de ser. Soy trabajador y noble. Quizás me ha faltado ser un poco más agresivo para conseguir más victorias.

– Y con todos los entrenamientos que salen ahora para mejorar la velocidad, que están al alcance de cualquiera…
– Si los hago. Series y demás. Pero a nivel profesional si no lo tienes es imposible.

– La carrera de Haimar Zubeldia siempre ha sido el Tour de Francia. En 2015 repite.
– Hay estaremos. Con ilusiones. Bauke desde el primer momento se ha metido en la dinámica del equipo, que no es fácil. Es joven y lo puede hacer bien. Frank y yo le ayudaremos en la montaña. Puede que Bob Jungels también vaya al Tour porque está dando buenos pasos y está creciendo.

TOUR DE FRANCIA 2015 EN ALPE D´HUEZ >

– ¿Qué recuerdos tiene del Tour de Francia?
– En 2003. Cuando logré el quinto puesto. Realmente fue una sorpresa. Era la tercera vez que íbamos al Tour. Íbamos Iban y yo y en el Tourmalet, que siempre ha sido mítico, pasamos en cabeza Armstrong, Ullrich y nosotros dos. Era la última semana y el aficionado vasco se volcaba. Tengo grabada la última curva y coronar.

– En este 2015 se cambia de puerto mítico final en el Tour de Francia. Será Alpe d´Huez. Lo conoce como la palma de su mano.
– Aquel año también Iban ganó allí. Es donde empezó todo. Nos dimos cuenta que podíamos hacer un buen Tour. Era de las primeras llegadas en alto. Estábamos en la pomada. Fue extraordinario.

– ¿Cómo ve el ciclista al aficionado en etapas como la de Alpe d´Huez?
– Hace dos años, en 2013, cuando ganó Froome, lo subimos dos veces y estaba inmenso. Había un pasillo completo desde abajo. En el Tour siempre hay mucha gente, pero ese día me di cuenta que hasta se podía descontrolar. El día que ganó Armstrong (2004) en la cronoescalada a Alpe d´Huez también había muchísima gente. Los organizadores buscan dar algo especial al puerto y la gente sabe responder. Van días antes a dormir allí y hay que recompensarles.

– Esta última semana de Tour de Francia 2015 no será sencilla. Tres días consecutivos de montaña acumulados justo al final.
– El Tour siempre es duro y la última semana se hace muy larga. Siempre tenemos el penúltimo día una crono, una etapa de montaña o alguna sorpresa.

LA TREK EMONDA Y LA ROUBAIX

– ¿La juventud aprieta en el Trek?
– Pues sí. Además de Bob tenemos al austríaco Ricardo Zoldl, que anda bastante bien. Para sustituir a Cancellara en las clásicas está Jasper, que tiene las cosas claras. A otro joven como el italiano Felline, rápido que puede rematar etapas. Estamos marcando buenas bases.

– El equipo siempre está innovando y la nueva Trek Emonda pesa sólo 4.6 kilos. ¿Qué sensaciones transmite, aunque ustedes la tienen que llevar lastrada porque pesa menos de lo que la UCI permite?
Para carreras llevamos el SRM y con plomo en eje pedalier para que de los 6,8 kilos. Además de la Emonda tenemos bici específica para cada parte de la temporada. Comencé con la Domane, después pasé a la Madone y en el Tour pasé a la Emonda. Es una bici muy rígida y ligera. Reactiva. Esta temporada, que además hemos cambiado de marca de tubulares, es incluso más rápida para bajar.

– ¿Hay tanta diferencia entre los cuadros Madone, Domane y Emonda?
– Pues sí. La bici reacciona de distinta manera. La Domane es muy estable y está encaminada a las Clásicas. Las contraprestaciones es que es más pesada, pero absorbe muchísimo los baches. A un cicloturista que no quiera un Ferrari le será comodísima. En carreteras malas ni te enteras y es muy estable. Pero si quiere ir como un tiro su bici es la Emonda. Es un auténtico cañón. Para carreras pura. No absorbe tanto pero es muy ligera y la puedes poner en 4.6 kilos. Se nota muchísimo en las subidas y es segura en las bajadas.

– Nos han chivado que no le gustan los adoquines. Y el Tour 2014 tuvo etapa y en este 2015 también hay visita a la zona de Roubaix. ¿Cómo lo entrena?
– Pues en 2014 no fue nada fácil. La etapa salió con agua y fue como una Roubaix corta. Es cierto que estaba tenso desde los días anteriores. Markel, que estaba conmigo en la habitación y es habitual de Roubaix me decía: “Tu tranquilo que con la Domane que vamos a llevar, con la nueva horquilla y el tipo de tubular con poco aire (sólo 4 kg) ni te enteras”. Y tenía razón, casi notaba más los adoquines de París con la Emonda. Me quedé alucinado.

CONTACTA CON NOSOTROS

Hola! Ahora mismo no podemos atenderte, pero escríbenos un email y te responderemos lo antes posible. Muchas gracias!

Enviando

©2019 CICLORED | Hecho a mano y con mucho ❤ por UNBUENPLAN GROUP

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account