Alberto Contador Superstar. El auténtico rey de La Vuelta

Da igual quien vaya vestido con el maillot rojo de líder. En esta Vuelta todas las miradas de aficionados y prensa se dirigen al rojo y negro Trek de Alberto Contador. Desde que anunció que colgaría la bici tras la etapa de Madrid cada movimiento del ciclista de Pinto está generando expectación. Nadie quiere desaprovechar sus últimas pedaladas para inmortalizarse junto al último gran ídolo del ciclismo español. Ya sean políticos, aficionados o incluso ciclistas ‘rivales’ en el pelotón.

El día a día de Alberto Contador en La Vuelta siempre empieza con ajetreo. Da igual que la salida sea en Motril con un sol de justicia o que esté diluviando, como en Lorca o Caravaca de la Cruz. Los autobuses de los equipos suelen tener 20 o 30 aficionados alrededor curioseando entre las bicis y esperando a algún ciclista para hacerse un ‘selfie’. Menos el de Trek. Allí siempre se concentran más de un centenar o dos de aficionados. A voz en grito claman porque salga Contador del bus. Todo sea por ver al ídolo, tocarle o poner al niño de turno para fotografiarlo junto a él. El chaval, a veces de poco más de tres años no entiende nada. Ya se encargará su padre de recordarle dentro de unos años eso de: “Mira hijo, esto hice por tí, aquí tienes tu foto con Alberto Contador cuando todavía era ciclista profesional”.

El fenómeno rockstar que provoca Contador ha obligado a La Vuelta a poner medidas de seguridad alrededor de su bus. Cada día hay cuatro policías nacionales encargados de contener a la masa. Además de dos auxiliares del equipo Trek que protegen las bicis, el jefe de relaciones públicas del equipo, el encargado de prensa y el propio jefe de prensa de Alberto Contador, Jacinto Vidarte, que a veces tiene que hacer las funciones de guardia de seguridad.

Entre la marabunta que genera el Huracán Alberto Contador se tiene que entremezclar la prensa. Sus declaraciones a las radios antes de la salida siempre sirven para abrir algún boletín de deportes, aunque hasta ahora no se haya acercado a las posiciones de podio después del ‘pajarón’ de Andorra. Da igual. El de Trek siempre ‘vende’.

Después de salir del bus y salvar la primera embestida de aficionados a Contador le toca ir al control de firmas. Cuatro policias nacionales a su alrededor ayudan a que pueda avanzar entre la masa. Si la distancia es larga tarda hasta cinco minutos en hacer un kilómetro. Al llegar otra sesión de fotos selfies y unos minutos en el podio de presentación junto a Juan Mari Guajardo, el speaker de La Vuelta. Sus palabras al micrófono siempre levantan los vitores del público.

Toca ir a la zona de salida sin pasar por el autobús, así se minimizan las opciones de atasco. El trayecto tiene que ir rodeado de policias, una vez más. A su lado pasa Froome, vestido de rojo y con cuatro Tours, y casi nadie le para, el guardaespaldas que tiene contratado Sky no tiene ni que trabajar. Solo Pedro Delgado genera expectación entre los aficionados,  y eso que lleva más de 20 años sin ser profesional. Todavía mientras está esperando a un minuto de darse la salida neutralizada algún aficionado le grita para hacerle una foto.

En cuanto empieza a pedalear Contador se convierte en uno más del pelotón, aunque siempre distinto. La ‘pájara’ de Andorra le ha dejado cierta libertad de movimiento ante el todopoderoso Sky y a bien que lo ha aprovechado. No hay día ni cuesta en la que no intente algo. Atacó en Alcossebre, en el Garbí (cuando había 30 kilómetros a meta), al 10 de coronar Calar Alto, en las rampas desconocidas del Torcal… Sus arranques levantan vítores entre la afición que ve la carrera en las pantallas gigantes de meta, da razones a los que se echan a las cunetas con carteles de “No te retires Alberto”, a los fans de tweet (que los hay a patadas) e incluso a la prensa, al que siempre da algo que contar en cada etapa.

Luego resulta y tiene consecuencias para la general o no. Froome no parece demasiado inquieto. Quizás el propio Alberto Contador sabe que no podrá con el Sky. Da igual. Sus ataques siempre generan espectáculo y ojos abiertos para ver que sucede, incluso entre los directores de los equipos rivales.


Es pasar la línea de meta entre el jaleo del público y vuelta al trabajo extra bici. Primero para atender a todos los medios de comunicación. Da igual la etapa que sea y el resultado. Contador siempre es protagonista. No menos de dos docenas de micrófonos le rodean al minuto siguiente de terminar. Jacinto Vidarte tiene que poner orden, pero Contador ya se maneja a las mil maravillas. Diez minutos de conversación sobre cómo hay ido la etapa. Contenido suficiente para boletines de radio, de televisión, de prensa, de internet…

Una veces toca control antidopaje. Otras ceremonia de podio. Algunas un nuevo paso por los medios de comunicación. Hasta que no pasan 20 minutos Contador no suele abandonar la zona de meta. Dependiendo de donde esté su autobús tendrá que ‘salvar’ una nueva masa de aficionados buscando su foto. El siguiente paso será los que están esperándole en el bus de meta. Otros tantos estarán en el hotel del equipo. Algunos incluso intentarán alojarse en el mismo hotel para pedirle la foto durante la cena o el desayuno del día siguiente.

Alberto Contador colgará la bici en Madrid y el ciclismo español le echará en falta. Al menos hasta que algún otro consiga ganar varias veces el Tour de Francia, que hoy por hoy es lo único que importa en la afición de un país acostumbrado a juzgar a los ciclistas solo cuando pedalean en el mes de julio por carreteras francesas.

LA VUELTA 2017. ETAPA 12

CONTACTA CON NOSOTROS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando

©2017 CICLORED La red del cicloturismo Hecho a mano por UNBUENPPLAN GROUP

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio analizar y personalizar su navegación. Si sigue navegando por nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar